23 de octubre

 

Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART)

 

 

El Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART) nace a la vida costarricense en 1978, con la Ley Nº 8346, gracias a la iniciativa del Presidente de la República, Daniel Oduber Quirós.

 

Como antecedente, hay que señalar que la idea de una televisora educativa y cultural se remonta a 1956, cuando el entonces presidente José Figueres Ferrer y su ministro de Educación, Fernando Volio, concibieron la naciente televisión como un medio de comunicación estatal que sería un apoyo invaluable para la educación de la población.

 

Terminó el gobierno de Ferrer y la idea no logró concretarse, sino hasta el gobierno de Daniel Oduber Quirós, en que se hacen gestiones ante el gobierno de España para obtener financiamiento y ayuda técnica para la instalación de una televisión pública en Costa Rica.  Las gestiones dieron resultado y después de casi cuatro años, el 16 de setiembre de 1977, aprovechando la visita de los reyes de España, se inaugura la torre de transmisión del volcán Irazú y la unidad móvil considerada la más moderna del país.

 

Posteriormente, el 25 de abril de 1978 se inauguran las instalaciones de la Televisión Educativa y Cultural (TVEC), simultáneamente con las de Radio Nacional, en el paseo Colón.  El Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart) se creó en  el gobierno de don Rodrigo Carazo Odio, reuniendo la Radio Nacional, la Televisora Educativa y Cultural y la Revista Contrapunto; en ese momento  se pensó en un sistema de medios de comunicación integrado y con autonomía respecto del gobierno central.

 

Según la normativa bajo la cual opera el Sinart, la institución funcionará bajo los siguientes principios:

 

a)            La objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones.

b)           La separación entre las informaciones y las opiniones, así como la identificación de quienes sustentan estas últimas y su libre expresión.

c)            El respeto al pluralismo político, religioso, social y cultural.

d)           El respeto al honor, la fama, la vida privada de las personas y, en general, a los derechos y las libertades reconocidos en la Constitución Política.

e)           La protección de los derechos y la dignidad de la juventud y la infancia, los derechos de los hombres, las mujeres y las familias.

f)            El respeto por los valores de igualdad incluidos en el artículo 33 de la Constitución Política.

g)            La oferta de programas diversos, variados y de actualidad, así como de noticias e información rigurosas y equilibradas, a fin de permitir que la ciudadanía forme su propia opinión.

h)           La promoción de la cultura, la educación y el entretenimiento, así como el acceso de los ciudadanos a ellos, por medio de una programación que satisfaga las necesidades de la población.

i)             Contribuir, mediante programas educativos, al incremento de los conocimientos y las oportunidades.

j)             Considerar que la oferta de programas en el mercado libre comercial no resulta productiva, a causa del elevado riesgo comercial que representa.

k)            Liderar la transición a la radiodifusión digital terrestre y, en general, a la innovación tecnológica.

l)             Contribuir al desarrollo y enriquecimiento de la cultura costarricense y universal.

m)          Promover el fortalecimiento de los valores en que se fundamenta el Estado costarricense.

n)           Coadyuvar a garantizar las pautas indicadas en el artículo 89 de la Constitución Política, a efecto de desarrollar y conservar el patrimonio natural, histórico, artístico y cultural.

ñ)           Promover foros para la discusión de temas de interés nacional e internacional.

o)           Cooperar en el fortalecimiento de la comunidad internacional, especialmente en las materias atinentes a la promoción y tutela de los derechos humanos.