13 de octubre

 

Red Nacional de Cuido y Desarrollo Infantil

 

 

Las Redes Nacionales de Cuido y Desarrollo Infantil (REDCUDI) surgieron durante el Gobierno de la Primera Presidenta del país, doña Laura Chinchilla Miranda (2010-2014), como una alternativa para mejorar la atención de la niñez costarricense. Su conformación y desarrollo se establecieron en el Decreto Ejecutivo N° 36020, del 8 de mayo del 2010, el mismo día en que Chinchilla asumió la Presidencia de la República, por el Partido Liberación Nacional (PLN).

 
Antecedentes

 

Investigaciones llevadas a cabo demostraron la necesidad de invertir en los niños y niñas con edades entre los 0 y los 7 años de edad, como uno de los elementos clave para avanzar hacia el desarrollo humano sostenible. En Costa Rica, desde hace varios años se trabaja en el mejoramiento de la satisfacción de las necesidades de cuido y protección de la niñez, la cobertura actual de los servicios públicos en este campo no supera el 5 por ciento de la población infantil menor de 7 años.

 

Objetivos y funcionamiento

 

El objetivo general de la REDCUDI es articular las actividades que se desarrollan en el país en materia de cuido y desarrollo infantil, tanto públicas como privadas y mixtas, para fortalecer las modalidades existentes y ampliar las alternativas de atención infantil integral. Esto incluye servicios prestados directamente por instituciones públicas, como la Dirección Nacional de CEN-CINAI del Ministerio de Salud, los centros infantiles con convenio del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y los Centros de Cuido y Desarrollo Infantil (CECUDI) gestionados por las municipalidades, entre otros.

 

Además se incluyen las modalidades que combinan lo público y lo privado, como Hogares Comunitarios y centros infantiles administrados por Organizaciones de Bienestar Social-OBS, asociaciones de desarrollo, asociaciones solidaristas, cooperativas o empresas privadas.

 

La población meta de las Redes de Cuido la constituyen, los niños y niñas menores de 7 años, aunque, de acuerdo a las necesidades específicas de las comunidades y familias atendidas, y a la disponibilidad presupuestaria, se podrán subsidiar niños y niñas hasta 12 años.

 

Las REDCUDI tienen una vocación universal, y por ello se procurará, extender progresivamente su cobertura al máximo posible de la población objetivo. Pero la REDCUDI también tiene una vocación socialmente inclusiva, por la cual, en el corto plazo se dará especial importancia a la atención de la población mayor de 6 meses y menor de 4 años y tres meses, así como a los niños y niñas pertenecientes a familias en condición de pobreza o que enfrentan situaciones de riesgo o vulnerabilidad que limitan su desarrollo infantil.

 

Podrán ser beneficiarias de subsidio estatal aquellas familias que se encuentren en los grupos de pobreza 1 y 2 o condición de pobreza extrema (según línea de pobreza) de acuerdo a la clasificación de las familias obtenida mediante el Sistema de Información de la Población Objetivo (SIPO) del IMAS u otro similar que utilice esta institución. Las familias de los grupos 3 y 4 que, de acuerdo al estudio del profesional ejecutor, presenten una situación de riesgo o de vulnerabilidad social que limita el desarrollo infantil de los niños y niñas, podrán recibir un subsidio parcial de hasta 90% en grupo 3 y hasta un 35% en grupo 4.