22 de octubre

 

Laura Chinchilla Miranda

 

 

Laura Chinchilla Miranda fue la primera mujer en llegar a la Presidencia de la República, por el Partido Liberación Nacional. Es politóloga de profesión y tiene 55 años.  Cursó sus estudios primarios en la Escuela República del Perú. La enseñanza secundaria la cursó en el Colegio de La Salle, donde comenzó a interesarse por  las ciencias sociales y donde se incorporó a grupos estudiantiles que impulsaban actividades culturales y recreativas.

 

Realizó sus estudios universitarios en la Universidad de Costa Rica, desde donde apoyó diversos movimientos sociales que propiciaban una alternativa democrática para los países de la región centroamericana. Participó activamente del movimiento estudiantil universitario y se graduó de bachiller en la Escuela de Ciencias Políticas.

 

Trayectoria en la política
 

Dentro de su trayectoria en el sector público destaca su gestión como Viceministra de Seguridad Pública6 (1994 - 1996) y Ministra de Seguridad Pública (1996 - 1998). Fue además Presidenta del Centro de Inteligencia Conjunto Antidrogas, Presidenta del Consejo Nacional de Migración, miembro del Consejo Nacional de Drogas, del Consejo Nacional de Seguridad y del Consejo Académico de la Escuela Nacional de Policía.

 

En la Asamblea Legislativa (2002-2006), sus áreas de interés son: reforma judicial, seguridad pública (policía, narcotráfico, crimen organizado, etc.), reforma político-institucional (reforma del Estado y reforma Electoral), comercio exterior, tecnología, y niñez y juventud.

 

Primera vicepresidente de la República de Costa Rica y ministra del Ministerio de Justicia y Gracia en la administración de Óscar Arias Sánchez (2006-2010). Dejó el cargo el 8 de octubre del 2008, para poder aspirar a la candidatura del Partido Liberación Nacional a la Presidencia de Costa Rica.

 

Resultó electa el  7 de febrero del 2010.

 

Su gobierno
 

Durante el período 2010-2013 la economía costarricense creció a una tasa promedio de 4.4% y de acuerdo a las expectativas anunciadas por la CEPAL, para el año 2014, Costa Rica será una de las naciones que crecerán por encima del promedio de la América Latina.

 

En el área de atracción de inversión extranjera directa año con año se han venido superando las expectativas. Para el año 2012 el gobierno se había propuesto llegar al monto de US$2,000 millones en el 2012 y se logró superarla en más de US$200 millones.

 

En materia de salud, el reto más complejo que ha debido enfrentar esta administración se refiere a la sostenibilidad financiera de la CCSS. Gracias al compromiso de pago de deudas históricas del Gobierno con esta institución, así como a una estricta política de racionalización del gasto, se ha logrado solventar el déficit financiero que la institución mostró en los años 2010 y 2011 y retomar importantes proyectos de inversión en infraestructura, tecnologías y personal médico.

 

Finalmente, el programa más importante y novedoso impulsado por esta administración es el relativo a la Red Nacional de Cuido, la cual se centra de manera preferente en la atención integral de la primera infancia, y también de los adultos mayores. Los objetivos que se establecieron fueron ambiciosos. En lo que respecta a la primera infancia, se espera incrementar los niveles de cobertura existentes al año 2010 en un 75%. En relación a los adultos mayores, la cobertura se incrementará en un 50%. Los datos disponibles a mitad del año 2013, anticipan que las metas se cumplirán y en el caso de la población adulta mayor, se superará con creces.

 

Es en ésta área, en donde se han cosechado los mayores éxitos de esta administración. El programa de seguridad ciudadana se fundamentó en la Política de Seguridad Ciudadana y Paz Social (POLSEPAZ), que consistió en un ejercicio de consulta ciudadana el cual estableció las principales líneas de acción estratégica y la necesidad de impulsar una política integral, sostenible y de Estado en la materia.

 

La caída en las tasas de criminalidad se ve complementada con una caída en los niveles de victimización. Es así como según datos del INEC después de un incremento regular de hogares victimizados desde inicios de los años 90's y luego de alcanzar un pico de un 28% en el año 2008, se pasó a un 20% hacia finales del año 2010. Finalmente, se ha impactado de manera igualmente positiva la sensación de inseguridad, la cual ha disminuido y no constituye ya un problema de gran alarma social como ocurría en el proceso electoral 2010.

 

En materia energética, la meta planteada era llevar la matriz energética a un 95% de generación con fuentes renovables. En tan solo tres años, se ha logrado poner en funcionamiento tres nuevas plantas hidroeléctricas: Pirrís, Toro III y Cubujuquí, dos proyectos eólicos, uno en los Santos y otro en Santa Ana, una planta de energía solar en el Parque Solar Miravalles, y un proyecto geotérmico: Las Pailas. Estamos hablando de siete estaciones de producción eléctrica con fuentes renovables que demuestran el compromiso con la generación de energías limpias.