15 de octubre

 

Instituto Costarricense de Turismo

 

 

En la mitad de su segunda administración (1953-1958), José Figueres Ferrer creó el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), para incrementar el ingreso de visitantes extranjeros en el país y ofrecer alternativas para los turistas locales. El ICT se creó con la Ley N° 1917 del 29 de julio de 1955, publicada en La Gaceta No. 175 del 9 de agosto de 1955.

 

Según su ley de creación, la finalidad del Instituto es aumentar la cantidad de visitantes, fomentando el ingreso y la permanencia en el país de los visitantes extranjeros que busquen descanso, diversiones o entretenimiento; promoviendo la construcción y mantenimiento de lugares de habitación y recreo para uso de los turistas; realizando en el exterior la propaganda necesaria para dar a conocer el país, a fin de atraer el turismo; y promoviendo y vigilando la actividad privada de atención al turismo.

 
El Turismo en Costa Rica

 

La participación Estatal en el desarrollo turístico tiene sus orígenes en 1930, con la creación del primer hotel privado denominado "Gran Hotel Costa Rica", como hotel de primera clase, construido con el apoyo de la empresa privada y el estímulo del Gobierno de la República.

 

La corriente turística de aquel tiempo la constituían turistas extranjeros que ingresaban vía marítima al Puerto de Limón, de donde se desplazaban a San José a través de la red ferroviaria de la "Northern Reailway Company".

 

En 1931, se decreta la primera normativa sobre regulación turística, mediante la Ley 91, del 16 de junio de 1931, donde se crea la "Junta Nacional de Turismo", la cual funcionó hasta el 09 de agosto de 1955, fecha en que fue creado el ICT.

 

En la actualidad la institución continúa en un proceso de cambio organizacional que busca un reforzamiento de los procesos que ha realizado la institución hasta ahora; pero lo que es más importante, realiza una serie de propuestas sobre nuevas funciones y procesos que el instituto debe asumir para poder hacer que la industria turística costarricense sea competitiva y mantenga su posesión en el mercado internacional.

 

Los principales cambios se centran, en el fortalecimiento de los procesos de formulación e implementación de la planificación del desarrollo turístico, la atracción y asesoría a inversionistas, el desarrollo de sistemas de calidad y competitividad, el desarrollo del mercadeo de manera integral, la atención al turista, la generación de información para la toma de decisiones, reforzamiento de procesos para el mejoramiento de la gestión(contraloría de servicios, ingresos, análisis administrativo), entre otras.